Seguidores

sábado, 22 de octubre de 2011

Noches de Bohemia


y de ilusión. Octubre que se pasa volando y noviembre que llega con mil cosas más. Mientras, la chica de la sonrisa permanente piensa en qué hacer el año que viene, dentro de dos meses o la noche del próximo sábado que amenaza con tacones y fiesta. Ella, que siempre dice que no quiere enamorarse otra vez, y que no existe el amor, se desvanece en un pensamiento que sólo tiene que ver con él. Pero no, no puede admitirlo, eso sería perder, y a ella no le gusta ni un poquito nada que tenga que ver con eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario